ME VOY POR NECESIDAD, VUELVO POR AMOR.

Instalation, SOMA, México, 2022.

Me voy por necesidad, vuelvo por amor, explora en tres piezas, los actos de amor que ayudan al camionero a mantener la resistencia en su necesidad de volver a casa. La tensión y peligro constante en carretera forman parte casi imponderable de conducir un camión de carga. La instalación crea un espacio en el que esa tensión es soportada por una promesa, una encomienda y la camaradería.

La lona funciona como una protección literal y en ella lleva la promesa de vuelta adherida en forma de parche. Los cisnes hechos de una mezcla asfáltica condensan la idea del camionero que se funde con el camión y el camino. La instalación de cuatro cisnes con una luz de alerta, alude al momento en que, para protegerse de los distintos peligros de la carretera, varios camiones se juntan para hacer “convoy” y avanzar en colectivo. Por último, en el vídeo se ejecuta el ritual de “bendecir” el camión antes de un viaje con agua bendita y una rosa, mientras se colocan la lona con la promesa de vuelta y el cisne de asfalto.




.